Adelanto: la reforma impositiva pone un límite patrimonial al Monotributo y aplica un 15% a las personas físicas que venden inmuebles

La espera terminó. Hoy a las 16 el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, detallará los aspectos centrales de la tan esperada reforma tributaria.

De acuerdo a la información extraoficial, los monotributistas deberán afrontar una nueva traba. En efecto, el último borrador establece que no podrán estar adheridos al Monotributo quienes tengan un patrimonio superior a tres veces el piso en el Impuesto a los Bienes Personales. El piso antes mencionado es de $950.000 para este año. Si se multiplica por tres estaría en $2.850.000 de tope.

El nuevo limitante no es un tema menor, ya que aquellos que dejen de ser monotributistas, deberán comenzar a afrontar el IVA mes a mes y el Impuesto a las Ganancias.

La iniciativa también excluye también del Monotributo a las sociedades de hecho. Y se reducen las unidades de explotación a un máximo de dos para permanecer en el régimen.

 

Ganancias: se grava la utilidad de las ventas de inmuebles
En el marco de una charla en la Universidad Austral, el presidente del Consejo porteño en Ciencias Económicas, Humberto Bertazza, adelantó gran parte de los cambios que estarán contenidos en la reforma tributaria.

El cambio que va a generar mayor ruido refiere a la ganancia de la venta de inmuebles para personas físicas. Pasa a estar gravado con una tasa del 15%sobre la utilidad, obviamente, considerando el costo actualizado. Regirá sólo para inmuebles adquiridos a partir de la reforma.

Vale tener presente que en la actualidad, la venta de inmuebles está alcanzada por Ganancias para las personas jurídicas. En las personas físicas, debe tenerse en cuenta la habitualidad. Si no paga ganancias, se debe ingresar el Impuesto a las Transferencias Inmobiliarias (ITI) que tiene una alícuota del 1,5%. 

También se crea la Unidad de Valor Tributario (UVT), una especie de UVA fiscal, que servirá para la actualización de normas de manera periódica y automática en base a la evolución del Indice de Precios Mayoristas, nivel general.

Ley Penal tributaria:

– Dejará de ser una Ley Penal Especial (se incorporará al Código Penal)

– Se multiplican por 2,5 el monto mínimo de punibilidad. Luego se actualizarán de manera automática.

– Se incorpora la figura de la falta de presentación maliciosa de declaraciones juradas.

Ley de Procedimiento Tributario:

– Se implementa la obligatoriedad del domicilio fiscal electrónico.

– Se deroga la responsabilidad de los usuarios por no pedir factura.

– Se establecen nuevas causales para las clausuras preventivas.

– Se legaliza la inscripción de oficio.

– Vuelve la presentación espontánea para evitar sanciones.

Seguridad Social:

– Se unifica el porcentaje de la contribución previsional: 19.5%

Siguen las reformas
Tal como adelantó este medio, la iniciativa prevé una reducción gradual de la tasa en el Impuesto a las Ganancias que soportan las empresas de 10 puntos porcentuales.

Como primer escalón, desde 2019 y por tres años, la alícuota en Ganancias para las compañías bajará de 35% a 30 por ciento. Luego, la tasa de Ganancias para las empresas pasará al 25 por ciento.

La baja se compensará con la aplicación de un impuesto del 10% a la distribución de dividendos. De esta manera, se premia a las compañías que reinvierten sus ganancias.

Otro capítulo que ya estaría definido refiere al impuesto al cheque. Aunque hay coincidencia en que se trata de uno de los tributos más distorsivos que tiene la economía, el Gobierno no apuesta a eliminarlo.

Así como está previsto para las pequeñas y medianas empresas en la Ley Pyme, la idea oficial es que pueda tomarse a cuenta del impuesto a las Ganancias, algo que actualmente es parcial

Habrá un esquema de gradualismo, por lo que el primer año se podrá descontar hasta 20% y así sucesivamente hasta llegar a los cinco años.

Otro punto en el que hay total coincidencia refiere a que las empresas que proveen servicios en el país pero no están radicadas aquí paguen IVA como es el caso de Netflix.

Gaseosas, cigarrillos, champagne y cervezas
Puntualmente, las gaseosas azucaradas, que hoy por hoy, tributan un 8% en Impuestos Internos, pasarán a soportar un 20% por ese gravamen.

En tanto, los espumantes pasarán de estar están exentos de pagar Internos a cancelar un tributo del 20 por ciento.

Tampoco se salvaría la cerveza. Actualmente paga un 8,7% de impuestos Internos. Luego de la reforma, la tasa subiría a 20%.

Igualmente el golpe más grande sería para las bodegas. En la actualidad, el vino no está alcanzado por Internos. Luego de la reforma tributarían a una alícuota del 20 por ciento.

A su vez, las bebidas de mayor graduación podrían llegar a soportar un impuesto Interno del 40 por ciento.

Renta financiera
Respecto a la renta financiera, el último bosquejo establece que se implementaría lo siguiente:

– Alícuota del 15% sobre la rentabilidad obtenida por personas físicas con bonos corporativos y soberanos en dólares;

– Alícuota del 5% sobre la rentabilidad percibida por personas físicas con bonos, letras y algunos plazos fijos en pesos;

–  Mantener las exenciones para la compraventa de acciones locales,incluyendo fondos comunes de inversión con acciones como subyacente principal;

– El monto mínimo sería de $1,5 millones.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*