Autos: Modelos que bajarán de precio con el fin del impuesto interno y los que pueden subir

A dos años de su llegada a la Casa Rosada, el Gobierno pudo cumplir con su primera promesa para la industria automotriz: eliminar el impuesto interno.

Si bien el cumplimiento fue a medias (se sacó solo la primera escala), es un paso para aliviar a los fabricantes locales y dejar de lado las especulaciones en el segmento medio del mercado, uno de los más vendidos y que estaba al límite del tributo.

Por otro lado, los modelos que seguirán afectados son aquellos que superen los $900.000 al momento de salir de fábrica, es decir, sin impuestos. Aunque también hubo cambios: desde ahora la base imponible se modificará mediante un índice de precios al consumidor. 

En cuanto a los beneficiados, son aquellos 0km que tienen un precio desde$380.000 a $800.000 antes de ser gravados. Es decir, los modelos que de venta al público arrancan en $530.000 a 1.000.000, aproximadamente.

Pero no todas son buenas noticias. Se espera que los modelos que hasta hoy estuvieron frenados para no caer en el tributo, se liberen y suban sus valores.

Eso podría suceder con los tope de gama del segmento C, los SUV pequeños y medianos.

Para las marcas, la decisión de concretar esta eliminación era muy esperada porque es una carga más a la cantidad de impuestos que ya tienen que abonar, que superan el 50% del valor del auto.

Además, porque desde que se anunció que sería un hecho, las ventas se frenaron esperando que se ajusten los valores.

En este contexto, los modelos que tendrían que bajar entre un 7 y un 10 por ciento son de marcas masivas y Premium.

Arrancando por las más vendidas, la número uno, Volkswagen, ajustará los valores de las versiones tope de gama de Golf y Passat.

El Vento no estaba alcanzado, aunque está al borde (puede subir), mientras que la Tiguan AllSpace se había lanzado con un precio sin impuestos. Ahora la marca podrá facturar las unidades reservadas.

En el caso de Ford, las noticias llegarán para Mondeo y S-Max. También podría ser modificada la versión de entrada de gama de Kuga, que hoy está en u$45.500.

Los que podrían tener rienda suelta son el Focus Titanium, que hoy sale $534.000 y hace tiempo es uno de los más frenados cuando hay aumentos de toda la gama; y la Ecosport más equipada, que fue renovada este año, tiene un precio de 530.000 pesos.

Siguiendo por las masivas, Citroën ya prepara las modificaciones de la C4 Picasso y Grand C4 Picasso. 

En estos casos es muy claro el ajuste, ya que la marca diferencia en su listado de precios lo que paga por impuesto interno, y las sumas van de $44.000 a $60.000 según la versión.

En Peugeot, los modelos que estarán desafectados son el 508, el 3008 en alguna de sus versiones y el 5008 que llega en enero, podría hacerlo sin impuesto.

Por otro lado, la marca siempre mantuvo exentos los modelos de fabricación nacional, como el 408 y 308, que ahora tendrían rienda suelta para ajustar los tope de gama.

En Renault no hay vehículos afectados, ya que en el listado de precios de diciembre no figura el Megane RS, que si caía bajo las garras del impuesto.

En cuanto al Fluence de fabricación nacional, tanto el más equipado Privilege con caja CVT como el GT2, el deportivo, tienen el mismo precio de $534.100. Seguramente alguno de los dos se desprende de ese límite.

En Honda, los modelos que bajarían de precio son algunas versiones de Civic, CR-V y la versión tope de gama de la HR-V fabricada en la Argentina, que hoy tiene un precio de 617.000 pesos.

Siguiendo con las japonesas, en el caso de Toyotael modelo beneficiado será la versión entrada de gama de RAV4, que sale u$s43.800, mientras que el Corolla podría liberarse de los $540.000 de la versión más equipada.

También Jeep tendrá beneficios en algunas versiones de Renegade que hoy tienen impuesto, al igual que el recientemente lanzado Compass, que en el de menor equipamiento sale u$s39.000 (es decir, $742.000 aproximadamente).

Entre las marcas de alta gama, muchos modelos se encuentran por encima del segundo escalón, pero algunos de los más chicos podrían beneficiarse.

Entre ellos se encuentran el Audi A1 y Q2; el Clase A de Mercedes Benz y los pequeños Smart; y algunas versiones de Mini.

Por otro lado, junto con el fin del primer escalón del tributo interno, las motos que se liberaron de la medida son las de gama media, que salen entre $70.000 y $140.000 antes de impuestos.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*