El contador: debe ser un aliado estratégico no un gasto necesario

Algunos empresarios aun piensan en su contador como en un gasto mensual generado por las obligaciones del sistema fiscal. ¿Es posible convertir esa situación en una alianza beneficiosa para los dos lados? Sin dudas es posible esa alianza y se debe trabajar codo a codo en su armado.

Para muchos emprendedores la figura del estudio contable se reduce a un correo electrónico mensual. Allí descargan una montaña de comprobantes y notificaciones de la AFIP, y se enteran de cuánto dinero deben pagar al sistema y cuánto al propio contador. Es visto casi como una obligación más, como la factura de teléfono o las expensas.

Pero el contador o contadora de la pyme puede dejar de ser un gasto necesario para convertirse en un gran aliado para el crecimiento y desarrollo del negocio, si se trabaja para forjar una relación a largo plazo. Algunos consejos a tener en cuenta:

  • Para determinar los importes de Ingresos Brutos e IVA el estudio contable necesita registrar las ventas y las compras mensuales. Para convertir esta tarea en algo más que una simple obligación mecánica, conviene acordar con el profesional la creación de cuentas diseñadas a medida del negocio (materias primas, fletes, ventas al contado o cuenta corriente). De esta manera es posible obtener de la misma contabilidad una cantidad invaluable de informacion para la toma de decisiones.
  • El contador puede ser la persona indicada para crear y efectivizar un sistema de costeo preciso y puede ayudar a detectar ineficiencias por medio de análisis histórico de información que se le provee mes a mes.
  • Si el estudio contable, además de trabajar con la parte impositiva, también se dedica a lo laboral, no hay que desaprovechar la posibilidad de recibir asesoramiento antes de tomar decisiones que impliquen la contratación o el despido de personal. Para ello conviene planificar en conjunto con el estudio de forma anticipada para que la creación o la extinción del contrato genere el menor impacto económico posible en la empresa (plazos de preavisos, obligaciones, conveniencia de horas extra o turnos adicionales y otras situaciones derivadas del ámbito laboral).
  • Hasta la empresa más simple puede tener fallas en su administración; algunos contadores ofrecen el servicio de auditoría operativa que, al optimizar el funcionamiento de los circuitos, puede evitar más de un dolor de cabeza y resultar en ahorros significativos a mediano y largo plazo.
  • En general, si el cliente desea apartarse del modelo “mes pasado, mes registrado” usado en general para la liquidación impositiva y generar un intercambio de información más fluido, algunos contadores ofrecen el asesoramiento para la implementación en la empresa de tableros de comando, es decir, de planillas actualizables que resumen los datos críticos para la operación de la empresa en varios indicadores económicos y financieros.

En conclusión, hay diversas maneras de “aprovechar” mejor al estudio contable en una relación beneficiosa para ambos: la empresa obtiene un asesor profesional genuinamente involucrado e interesado en su éxito, y el contador un cliente pujante que seguramente preferirá mantener la relación y recomendarlo.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*