Ganadores y perdedores de la Reforma Tributaria 2018

La reforma tributaria promulgada por el Gobierno el último día hábil de 2017 generará este año ganadores y perdedores, como todo cambio impositivo profundo.

Los verdaderos efectos en competitividad para todas las empresas se verán recién cuando las provincias encaren sus esfuerzos en reducir Ingresos Brutos, mientras tanto los efectos son limitados. Sin dudas acá esta la clave pero parece que no lo entiende así la Provincia del Neuquén que incrementó la alícuota a tributar de dicho impuesto.

Los ganadores:

Las sociedades de cualquier tipo que reinviertan sus utilidades verán disminuida su alícuota del 35% al 30% en 2018 y al 25% en 2020.

Los usuarios del impuesto al cheque, ya que podrán computarlo como pago a cuenta en el impuesto a las ganancias hasta llegar al 100%.

Los autónomos que pagarán menos en la declaración jurada anual de Ganancias por la duplicación de la deducción especial.

Las empresas que realicen inversiones en bienes de uso y les queda inmovilizado un saldo a favor en el IVA. De darse esa situación, a los seis meses pueden pedir la devolución del mismo.

Los autos de gama media y productos tecnológicos por la baja de impuestos internos, lo cual fomentará la venta de los mismos

Las empresas, por la rebaja de los aportes patronales, que tendrán un mínimo no imponible de $ 2.400 por empleado más el ajuste por inflación durante 2018 y que se irá incrementando y llegará a los $ 12.000 en 2022.

Los inversores con acciones que cotizan en la Bolsa, que no pagarán renta financiera.

Los perdedores:

Las personas físicas que realicen plazos fijos en el país o inviertan en títulos públicos dejan de estar exentos de Ganancias a una alícuota especial del 5% sobre un excedente de intereses de $66.917. También aquellos que hayan comprado monedas digitales.

Quienes consumen servicios digitales (como Netflix) comenzarán a pagar IVA.

Los consumidores de whisky, cerveza, motos y embarcaciones de alta gama, y aeronaves pagarán más por la suba de los impuestos internos.

Los directivos y personal jerárquico de la administración pública y de las empresas privadas, porque deberán pagar el impuesto a las ganancias sobre las indemnizaciones por despido por sobre el límite laboral, que hasta el momento se encontraban al margen del tributo.

Las personas humanas por la venta de inmuebles, excepto casa-habitación, que pasarán a pagar el impuesto a las ganancias del 15% sobre sus utilidades, en contra del actual impuesto del 1,5% a la transferencia de inmuebles.

Los empleadores Pymes que verán incrementado del 17% al 19.50% las contribuciones del SUSS y tambien perderán la posibilidad de computo del Credito Fiscal por los sueldos abonados.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*