Los negocios cuando recién arrancan: las preguntas clave

¿Cómo protejo mi idea? ¿Qué valor tiene mi proyecto? ¿Cual es la carga impositiva? ¿Qué estructura jurídica es la más conveniente?

Ésas son las preguntas más frecuentes que se reciben al momento de asesorar emprendedores.Generalmente los emprendedores argentinos suelen encarar sus proyectos empresarios con una base insuficiente de conocimientos y prevenciones de tipo legal, regulatorio e impositivo, solo con la idea de negocio no es suficiente.

En la etapa de desarrollo, las preocupaciones parecen estar dirigidas a lograr una estructura jurídica sencilla y flexible (con costos fijos bajos y con bajo requerimiento de apoyo profesional jurídico y contable) y a poder realizar la contratación de personal aprovechando, regímenes promocionales o de pasantías.

Habitualmente esa idea de negocio no cuenta con una previa evaluación y planificación impositiva y regulatoria oportuna de la futura actividad productiva o de servicios.

En los últimos tiempos, la gran pregunta refiere a la nueva ley de apoyo al capital emprendedor, y ello despierta inquietudes en relación a la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) y a los beneficios prácticos, económicos e impositivos que la nueva ley brinda, algo que en muchas jurisdicciones aun no está regulado.

 

 

El foco de los emprendedores está puesto en la parte comercial y de negocio, pero es bueno que entiendan que deberán dedicar algo de tiempo y recursos también a cumplir con los requerimientos de tener los libros y registros al día, lo cual si bien al principio puede resultar un poco pesado, es un trabajo que facilita luego las subsiguientes rondas de financiamiento con bancos u otro tipo de entidades.

 

Con la sanción de la ley de emprendedores se incorporaron herramientas que facilitan la constitución, el desarrollo y el financiamiento de los emprendedores y de las PyMES, destacándose la creación de la SAS como un nuevo tipo societario que brinda un esquema sencillo, flexible y digital, con ventajas frente a los otros tipos societarios existentes. En este mismo sentido, la Inspección General de Justicia (IGJ) redujo los plazos y trámites para constituir una SRL en 24 horas, pero reitero, aun sin aplicación en muchas jurisdicciones entre ellas Neuquen.

Por su parte, la ley de fomento a las PyMES establece un nuevo marco tributario, eliminando la aplicación del Impuesto a las Ganancias mínima presunta, permitiendo el diferimiento del pago del IVA a 90 días, y estableciendo una simplificación administrativa vía AFIP, entre otras muchas medidas de fomento y opciones de financiamiento promocionado.

 

Cuestiones Pendientes

¿Qué hace falta actualizar o reformar para beneficiar el desarrollo del ecosistema emprendedor en la Argentina?

Si bien la ley de apoyo al capital emprendedor y la creación de las SAS puede ser de gran ayuda y será muy beneficioso para el ecosistema emprendedor, hay que avanzar con “normas que faciliten la transformación en SAS de sociedades de otro tipo, como así también simplificar las normas para la inscripción de sociedades extranjeras para poder participar en sociedades argentinas”. Tambien hay expectativas de las regulaciones administrativas que restan emitir y que permitirán poner en práctica los instrumentos creados por la ley”.

 

A eso se le deberian sumar otro tipo de incentivos impositivos  y desde el punto de vista laboral temas como la extensión del período de prueba y la baja del costo laboral.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*