Por la reforma impositiva, los trabajadores autónomos pagarán menos Ganancias

Los grandes proyectos del Gobierno incluyeron sistemáticamente un anzuelo para la clase media. La ley de blanqueo, su contraprestación jubilatoria; la reforma laboral, una extensión de la licencia por paternidad; los cambios tributarios, una mejora para los trabajadores autónomos.

Con el objetivo empezar a equilibrar las desigualdades con los empleados en relación de dependencia en el régimen del impuesto a las ganancias, el proyecto de reforma tributaria que el Gobierno envió al Congreso propone duplicar la deducción especial del gravamen para los 398.500 trabajadores que revistan en esa categoría.

Gracias a estos cambios propuestos, los solteros que obtengan una ganancia anual neta de $ 156.000 ($ 13.000 mensuales) dejarán de pagar el impuesto. En tanto, los casados con dos hijos que tengan beneficios desde $ 18.000 hasta $ 20.000 mensuales tampoco pagarían si llegara la venia del Congreso al proyecto oficial. Asimismo, aquellos que cuenten con ingresos netos de entre $ 600.000 anuales ($ 50.000 al mes) y $ 840.000 ($ 70.000), los que están al límite del beneficio máximo otorgado por el impuesto, se ahorrarán $ 18.188 al año.

La medida sin dudas es significativa y relevante porque mejora la situación de desventaja de los autónomos, no obstante que esta modificación sigue siendo insuficiente para recuperar el efecto perdido por la inflación acumulada en los últimos años.

“La norma es buena porque de alguna manera pone en un pie cercano de igualdad, no todavía en igualdad, lo que son las deducciones personales para los autónomos con las del resto”, afirmó el tributarista César Litvin, ya que en los ultimos años “Ante la presión ejercida por la CGT cuando se aumentaban los mínimos no imponibles de Ganancias o las deducciones, sólo se beneficiaba a los trabajadores en relación de dependencia, lo que terminó produciendo una brecha muy importante en detrimento de los autónomos”, destacó el especialista.

Ello parecía desconocer que los autónomos son también trabajadores y pagan mucho más de impuesto a las ganancias. Esto viola un principio constitucional de igualdad: a igual capacidad contributiva, igual tratamiento.

La modificación propuesta en el proyecto de ley mejora sustancialmente los ingresos de los autónomos, ya que aquellos que pagaban poco dejarán de pagar Ganancias, mientras que los de ingresos medios ven reducido su impacto en el impuesto. “La incidencia en los niveles altos es escasa, pero en los medios y bajos pega con más fuerza, lo que hace la reforma más progresiva”, indicó Litvin.

 

Para los casados con dos hijos, en el caso de una ganancia neta mensual de $ 20.000 se aplica hasta hoy una tasa efectiva de 1% ($ 2687 al año). Con la reforma se deja de pagar (la tasa pasa a ser 0%). Para un ingreso mensual de $ 30.000, la tasa es hoy de 7% ($ 24.713 al año) y pasaría a ser de 4% tras la reforma. Se ahorraría $ 11.423 anuales. Para los ingresos de entre $ 50.000 y $ 70.000 ya mencionados, el ahorro es de $ 18.188 al año (la tasa efectiva pasa de 16% a 13% y de 22% a 20%).

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*