Se prohibió el uso de las figuras del testaferro y el presta nombre en sociedades

Cuando el megadecreto de desburocratización está punto de quedar bajo el fuego del Congreso, una lectura detallada deja patente distintos cambios legales que pasaron inadvertidos, como la prohibición del socio aparente o presta nombre y del socio oculto, o diversas cláusulas que liberan de trabas a las empresas.

La prohibición de recurrir a testaferros, contenida en la reforma de un artículo de la Ley de Sociedades, implica que serán nulos los actos societarios realizados por el socio aparente, por ejemplo, si votó en una asamblea.

Antes, el que prestaba el nombre como socio estaba previsto que no sería reputado como tal respecto de los verdaderos socios, tuviera o no parte en las ganancias de la sociedad; pero con relación a terceros era considerado con las obligaciones y responsabilidades de un socio, salvo su acción contra los socios para ser indemnizado de lo que pagare.

En cuanto al socio oculto, su responsabilidad era antes y es ahora ilimitada y solidaria. Con el decreto, los dos, el socio aparente y el socio oculto son responsables en forma subsidiaria, solidaria e ilimitada. 

Falta reglamentar o especificar que se entiende por socio aparente o prestanombre pero si uno se atiene a los usos y costumbres se trata de aquellos socios que solo prestan su nombre para que se pueda constituir la sociedad manteniendo un porcentaje de participación mínimo según lo que reglamente cada Registro Publico, por ejemplo aquellos con una participación del 1%.

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*