Suba de impuestos: la “solución” que el gobierno difundirá este lunes

Pareciera ser que la salida a cualquier crisis es siempre la misma: mayor presion fiscal a las pymes y particulares, en definitiva nada original…

Dentro del paquete de medidas que se anunciarían hoy, hay dos propuestas bajo análisis que hicieron mucho ruido.

La primera, la suba al 1% del Impuesto sobre los Bienes Personales cuya reducción se había dispuesto desde 2016 pero ahora volvería a los valores anteriores a la Ley 27260.

Y también se tiene bajo análisis la idea de pasar a los monotributistas de la última categoría a Responsables Inscriptos. Esto significa, que comenzarían a pagar IVA y Ganancias, con la consecuente suba de la carga fiscal a soportar.

También se puso sobre la mesa la implementación de un nuevo blanqueo y hasta la suba de un punto en la tasa del IVA.

En tanto las pymes tambien tendrían su “ajuste” ya que existe un proyecto por el cual se busca demorar el regreso del ajuste por inflación. Tal es así que ya ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley por el cual el Gobierno busca demorar el mecanismo de reexpresión, que de acuerdo a la normativa vigente, ya se debería aplicar con los estados contables cuyo ejercicio cerró a partir del 1 de julio pasado .

 

La iniciativa “propicia la sustitución del último párrafo del artículo 95 del Título VI de la Ley de Impuesto a las Ganancias, de manera tal que el procedimiento allí regulado, respecto del primer y segundo ejercicio iniciados a partir del 1 de enero de 2018, resulte de aplicación en la medida que la variación del Índice de Precios al Consumidor nivel general (IPC), calculada desde el inicio y hasta el cierre de cada uno de esos ejercicios, supere un 40% y un 30% para el primer y segundo año de aplicación, respectivamente; y la introducción de una disposición de carácter transitorio aplicable exclusivamente a tales períodos fiscales, a fin de atenuar el impacto que este mecanismo podría ocasionar en las determinaciones fiscales correspondientes a esos períodos”.

Y se agrega que “el ajuste por inflación positivo o negativo, según sea el caso, correspondiente al primer y segundo ejercicio iniciados a partir del 1 de enero de 2018 que se deba calcular en virtud de verificarse los supuestos previstos en los 2 últimos párrafos del artículo 95, deberá imputarse un 1/3 en ese período fiscal y los 2/3 restantes, en partes iguales, en los 2 períodos fiscales inmediatos siguientes.”.