¿Qué es el arqueo de caja? ¿Para qué sirve?

🧐El arqueo de caja es un procedimiento que se recomienda realizar a diario en cualquier comercio o tienda y consiste en realizar la conciliación del saldo existente en los registros contables de la empresa contra el saldo que se obtiene al hacer el recuento de efectivo, cheques y cupones de tarjetas de crédito y debito existentes, en la caja registradora. Es decir sirve para comprobar si se ha contabilizado todo el dinero recibido.

El arqueo se realiza normalmente una vez al día, al cierre del comercio, aunque se puede realizar en otras circunstancias como por ejemplo un control de auditoría o un cambio de turno de los cajeros. 

🤔En general un comercio comienza el día con una determinada cantidad de dinero existente, destinado a dar cambio a los primeros clientes del día y abonar cualquier gasto imprevisto. Luego se van realizando ventas con distintos medios de pago: dinero en efectivo, tarjetas de crédito o débito, billeteras virtuales, etc. Al final del día tendremos un total de ventas realizadas, y diversas formas de cobranza, entonces, ¿cómo sabemos cuánto efectivo deberíamos tener?

👉Para realizar el arqueo diario, se debe partir del efectivo existente al comienzo del día, sumar el total de ventas realizadas y restar las cobranzas realizadas por otros medios, los descuentos efectuados, las salidas de dinero para gastos de la empresa (con comprobantes). Este cálculo nos dará el efectivo que debiéramos tener al cierre, tanto contabilizado como en moneda real. 

👉Luego se debe realizar el recuento del total de dinero existente en la caja registradora y compararlo con el saldo contable. En caso de existir diferencias que no puedan ser identificadas (como algún movimiento omitido en la registración), las mismas deben registrarse como Faltante o Sobrante de Caja. 

👉El arqueo de caja en sí mismo no es difícil de realizar, pero muchas veces al no existir un seguimiento diario, es el empleado quien debe reponer el faltante de dinero. 

👉Efectuando este control cotidianamente es posible detectar si falta o sobra dinero. Los casos de faltantes de fondos podrían deberse a posibles pérdidas, descuidos al no registrar los movimientos (no anotar un pago en efectivo a un proveedor) o incluso robos debido a que el dinero se encuentra constantemente expuesto al público o empleados infieles. 

Los casos de sobrantes podrían suceder, por ejemplo, al no anotar un cobro en efectivo a un cliente que además deja mal su cuenta corriente, por un error al entregar el vuelto o a ventas no registradas.